jueves, 17 de mayo de 2012

Ambientes inteligentes (AML)


El tema de los ambientes inteligentes ha ido creciendo exponencialmente como un tema de interes que ha permitido a muchas áreas de investigación tener diferentes buenas influencias en nuestra sociedad. 

La idea detrás de esto es que si enriquecemos nuestro ambiente y ecositema con tecnología (principalmente sensores y dispositivos interconectados por redes), un sistema puede ser construido para tomar decisiones que beneficien a los usuarios del ambiente establecido.


La inteligencia ambiental es una forma de conectar temas de suma importancia en la actualidad, tales como redes, sensores, interacción humano-computadora, inteligencia artificial, entre otros. 



Para ser sensible, un sistema debe ser inteligente, como un asistente previamente entrenado se comporta comunmente. Ser sensible y entrenarse se refiere a reconocer al usuario, conocer sus preferencias y la capacidad de tener empatía con el caracter del usuario en ciertas situaciones.

Un aspecto de suma importancia para los ambientes inteligentes consiste en el principio de las 5Ws (En inglés Who, Where, What, When and Why):

1. Who (Quién): Aquí se debe identificar al usuario del sistema y el papel que este tiene en relación con otros usuarios y con el sistema.

2. Where (Dónde): Tenemos que tener identificada la ubicación geográfica de un usuario o de algún objeto del sistema.

3. When (Cuando): Tenemos que asociar diferentes actividades a realizar con el tiempo requerido para realizarlas y para construir una imagen realista de la dinámica del sistema.

4. What (Qué): Es el reconocimiento de actividades y tareas que los usuarios realizan.

5. Why (Porqué): Es la capacidad de entender o inferir las intenciones y metas de las actividades programadas. Permite al sistema anticipar necesidades o herramientas y servir a los usuarios de la mejor manera posible.

Un claro ejemplo de ambiente inteligente es una casa equipada para brindar servicios avanzados a sus usuarios. Esta casa puede entrenarse para conocer las necesidades de los usuarios y cumplir con el principio y reglas mencionados anteriormente.

Por ejemplo, podríamos tener un cuarto con sensores de movimiento para saber si el residente se encuentra dentro o fuera de algún cuarto y manejar las luces, alarma, música, clima, entre otras cosas. 


En esta figura se pueden observar diferentes sensores y características que ayudan a que la casa sea una casa inteligente y se pueda adecuar al usuario perfectamente.

Los ambientes inteligentes también podrían implementarse en lugares como:

Hospitales

Se podría monitorear la salud de un paciente, su progreso, o realizar análisis más precisos desde sus habitaciones. También podría mejorar la seguridad ayudando, por ejemplo, a controlar el acceso a personal no autorizado a ciertas áreas.

Transporte Público

Esto podría ayudar a reducir de tráfico en la ciudad, se podrían obtener rutas más precisas y cortas a un lugar utilizando navegadores GPS, también podría ayudar en el rastreo de vehículos o de personas. 

Educación

Los ambientes inteligentes podrían ayudar a las instituciones a obtener tecnología que permita  y facilite el acceso a librerías, bibliotecas, estacionamientos, cafeterías, dormitorios, etc. 

Esta tecnología se podría utilizar también para monitorear o rastrear el progreso de ciertos alumnos en las materias.


Bibliografía









1 comentario: